viernes, 29 de septiembre de 2017

SAN MIGUEL ARCÁNGEL, PRÍNCIPE DE LAS MILICIAS CELESTIALES


Bendecid al Señor todos vosotros, oh Ángeles suyos,
 vosotros que tenéis gran poder, 
y sois los ejecutores de sus órdenes,
 prontos a obedecer la voz de sus mandatos...

( Salmo 102, 20 )


     San Miguel es uno de los siete arcángeles y está entre los tres cuyos nombres aparecen en la Biblia. Los otros dos son San Gabriel y San Rafael. La Santa Iglesia Católica da a San Miguel el más alto lugar entre los Arcángeles y demás Coros Celestiales puesto que le llama "Príncipe de los espíritus celestiales", "Jefe o cabeza de la Milicia Celestial".





El Apocalipsis, nos presenta a San Miguel en su misión definitiva, culminante. Ante la aparición de la Mujer, símbolo de Nuestra Señora la Virgen María y de la Iglesia, con su Hijo, en el Cielo se traba una batalla. San Miguel y el Dragón frente a frente, el Arcángel fiel contra el soberbio ángel de la luz. Cada uno manda un ejército de ángeles. Vence Miguel y el Dragón es sepultado en los infiernos.

De esta visión del profeta de Patmos se derivan las imágenes medievales del guerrero de alas brillantes con labrada armadura, al que no le falta la lanza que destruye al dragón, vencido a sus pies.





Es muy recomendable aprender de memoria esta oración al Arcángel San Miguel
para poder recitarla frente a cualquier adversidad y especialmente, si presentimos
el influjo del mal o la tentación del pecado.





No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.